MALVINAS: CANCELAN UN PACTO MACRISTA Y SOLICITAN UNA REUNIÓN POR LA SOBERANÍA

18

El Gobierno Nacional dejó sin efecto el acuerdo firmado durante el gobierno de Macri que le otorgaba al Reino Unido la explotación de recursos naturales y el libre comercio de las islas Malvinas con el mundo.

El comunicado se dio en la reunión que mantuvo el canciller argentino, Santiago Cafiero, con su par británico, James Cleverly, en el marco del G20 en la ciudad de Nueva Delhi, India. Así el titular de la cartera de Relaciones Exteriores y Culto notificó sobre la decisión de ponerle fin al pacto “Foradori-Duncan” celebrado en 2016 donde el gobierno anterior cedió a las exigencias inglesas.

El Ministro Argentino calificó al pacto como “lesivo para los intereses nacionales” y como “un vergonzoso acuerdo de entrega de soberanía”. Además le propuso a su homónimo británico una nueva reunión en Nueva York, en el marco de la resolución 1965 de las Naciones Unidas sobre “disputa de la soberanía”.

Por su parte, el Gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, subrayó: “Tenemos que celebrar en nombre de nuestros veteranos de Malvinas y de dirigentes que pedían que se diera de baja este acuerdo. Este acuerdo es el más nefasto que se haya visto en contra de la soberanía argentina sobre Malvinas y fue durante el gobierno de Mauricio Macri”.

Mientras tanto, el secretario de Malvinas y el Atlántico Sur, Guillermo Carmona, explicó: “en el pacto Foradori-Duncanse le intentó garantizar al Reino Unido la remoción de todos los obstáculos para el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las islas, desarmando una estrategia que se había impulsado poner límites a la ocupación ilegal y a la expoliación de los recursos naturales del archipiélago”.

Carmona agregó: “el documento contenía las demandas que Theresa May, primera ministra británica, le realizó en 2016 al presidente Macri: remoción de obstáculos para explotación de recursos y vuelos desde las Islas al continente”.

También el acuerdo avalaba el levantamiento de las medidas legislativas y judiciales que promovió el Estado Argentino con el fin de proteger los recursos naturales frente la explotación ilegal pesquera y de hidrocarburos. Además, de dejar de lado los reclamos históricos sobre la soberanía de las Islas.