EL ANTICIPO DE MADRID, RIVER CAMPEÓN DE LA SUPERCOPA ANTE BOCA

22

Hace 5 años atrás, el conjunto de Marcelo Gallardo viviría su mejor año en cuanto a enfrentamientos contra su clásico rival. En total, se jugaron 5 encuentros y el Millonario ganó cuatro y empató uno. Cabe destacar, que hablamos de dos enfrentamientos de manera directa, uno el 14 de marzo en Mendoza y el más recordado por los hinchas, la coronación en la ciudad de Madrid de la Copa Libertadores en el mítico Santiago Bernabéu.

El recuerdo histórico del enfrentamiento en la Provincia de Mendoza dejó mucha tela para cortar. El encuentro terminó 2 a 0 con goles de Gonzalo “Pity” Martínez e Ignacio Scocco. El Millonario jugó de manera especial el encuentro, como se caracterizaba la dirección técnica del Muñeco, que siempre se “preparaba” de manera especial para los mano a mano y que declaró al finalizar el encuentro que “venían jugando mal para despistar a los rivales” de forma irónica por las excesivas críticas recibidas previas a la final.

Del lado de enfrente, se encontraba Boca Juniors dirigido por Guillermo Barros Schelotto y dentro del campo contaban con jugadores como Carlos Tévez, Darío Benedetto, Cristian Pavón, Pablo Pérez, Fernando Gago y Agustín Rossi. Las apuestas, daban como favorito al equipo Xeneixe, por estar mejor futbolísticamente que River Plate. Además, el Millonario venía de sufrir el año anterior la eliminación fatídica ante Lanús por Copa Libertadores dando vuelta el resultado por 4 a 3. Dicho encuentro, dejó knockout al equipo de Núñez que no encontraba el funcionamiento del equipo pasado varios meses después.

De ese modo, la noche del 14 de marzo de 2018 que daba el último enfrentamiento por una Copa entre los dos equipos más populares del país, no sería el último enfrentamiento, ya que anticipaba lo que sería meses después en la ciudad de Madrid por la Copa Libertadores en el estadio del Real Madrid con resultado a favor de 3 a 1 para River Plate. Sin duda alguna, la victoria más importante de la historia de los clásicos y de las noches de Copa Libertadores.

River formó con Franco Armani (una de las dos flamantes incorporaciones junto con Lucas Pratto); Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Marcelo Saracchi; Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Enzo Pérez y Gonzalo Martínez; Pratto y Rodrigo Mora.

El Boca de Guillermo Barros Schelotto salió a la cancha con Agustín Rossi; Leonardo Jara, Paolo Goltz, Lisandro Magallán y Frank Fabra; Nahitán Nández, Wilmar Barrios, Pablo Pérez; Cristian Pavón, Carlos Tevez y Edwin Cardona.

“Tengo que sincerarme. Estos dos meses, en los que nosotros veníamos jugando muy mal, fueron parte de la estrategia. Nosotros sabíamos como jugaba Boca y ellos no sabían cómo jugábamos. Fue parte de la estrategia jugar mal estos dos meses para ganar el partido más importante que teníamos en el semestre”, mencionó el “Muñeco”.