El arquero del “Charro” está preocupado por la posición que ocupa el equipo en la tabla general.

Martín Ríos, el vigente arquero que empezó atajando en Huracán en el siglo XX y hoy, cerca de cumplirse el primer cuarto del XXl muestra seguridad bajo los tres palos de Deportivo Merlo, no piensa ni le interesa conquistar récords más allá de que, con 46 años cumplidos ayer, sea el guardavalla más veterano de la Argentina y ocupe el top ten en el mundo.

25