LA ALERTA ROJA DEL CLIMA HACE QUE SE SUSPENDAN CLASES EN LAS ESCUELAS

12

Debido a la ola de calor, alguna escuelas de Buenos Aires interrumpieron su dictado de clases en toda la jornada o en uno sólo de los turnos, generalmente el de la tarde. Esta medida se tomó en lugares como La Matanza, Bahía Blanca, Tigre, Tres de Febrero, Avellaneda, San Miguel, entre otros.

Desde ayer, entre las comunidades educativas de la provincia de Buenos Aires, circulan comunicados que surgen de la propia comunidad o de los sindicatos y que advierten que, ante el alerta roja que emitió Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el director de escuela tiene la autoridad para hablar con su distrital y definir la suspensión de las clases.

El artículo 195 del Reglamento General de Instituciones Educativa indica que se suspenderán las clases en los siguientes casos: “Cuando lo exijan factores climáticos, sanitarios, edilicios u otros que impliquen riesgos para el alumnado, personal docente y no docente o configuren una emergencia a nivel local, distrital o regional. El Director/a tiene facultades para la suspensión dando cuenta inmediata de la decisión a sus superiores. La suspensión podrá ser parcial respecto al turno y matrícula”.

Uno de los cierres más resonantes fue el de la la Escuela Normal Superior Próspero Alemandri (ENSPA), el colegio más emblemático de Avellaneda, que también suspendió las clases el martes y miércoles “debido a la ola de calor y dado que el sistema de refrigeración (ventiladores) no está en condiciones (faltantes y fuera de servicios)”.

Por el momento la continuidad escolar en los distritos bonaerenses es dispar. Si bien por ahora la inmensa mayoría de los instituciones sostuvo el normal dictado de clases pese a las altas temperaturas, en las últimas horas se multiplicaron los establecimientos que decidieron levantar al menos parcialmente el servicio educativo.